Contacto Directo

Carrera 2 # 26 - 07
Neiva, HUILA

Estamos disponibles. Llame ahora.

El ataque quedó captado en vídeo y se evidencia como un grupo de casi 5 mujeres atacan a otra al acusarla de blasfemia por hablar de Jesús; dicho audiovisual llamó poderosamente la atención del público en redes sociales.

Desde el Hospital de Maternidad Sobhraj, en Karachi Pakistán Sur, el personal médico agredió a esta creyente que también es enfermera llamada Tabitha Nazir Gill, de 42 años; ésta recibió bofetadas y puñetazos por “haber subestimado la importancia de Mahoma” al hablar de Jesús.

“Ella llevó a otros a decir ‘Jesús’ para resolver sus problemas. No digas el nombre. Ella cometió blasfemia. Debemos enterrarlo. Vamos a sacrificar nuestras generaciones por la dignidad de los profetas”, gritaba una de las enfermeras mientras golpeaba a la mujer.

Debido a esto, Tabitha fue arrastrada desde el tercer piso del hospital hasta el primero, y allí otras mujeres más con vestimentas islámicas y escobas la atacaron; ella trabajó en ese centro médico por nueve años.

«Juro por Dios que no dije nada en contra del profeta Mahoma. Yo no hice nada de eso. Yo soy cristiana. No juramos, pero lo juro por Jesús y la Biblia. Déjame llamar a mi esposo”, pedía en súplicas.

Luego de los golpes, las enfermeras la obligaron a firmar en un cuaderno una confesión de blasfemia para llevarla a una habitación, atarla de manos y encerrarla hasta que la policía viniera.

El oficial que llevó el caso dejó libre a Tabitha y la absolvió de los cargos diciendo que había “un malentendido entre colegas” pero más tarde registró una confesión de blasfemia contra la mujer valiéndose del  artículo 295-C del Código Penal de Pakistán, que deriva en la pena de muerte por “haber blasfemado del nombre de Mahoma».

Dentro de ese país, es común que los musulmanes acusen a los cristianos con falsas confesiones de blasfemia solo por venganza personal enlazada al choque de creencias; la misma ha provocado linchamientos frente a multitudes, asesinatos y protestas masivas.

Los castigos por blasfemia van desde años de cárcel hasta la pena de muerte.

https://youtu.be/-ja9_dq5Wa0
Share: