Contacto Directo

Carrera 2 # 26 - 07
Neiva, HUILA

Estamos disponibles. Llame ahora.

Muchas veces queremos que nuestra familia, seres queridos y la sociedad, cambien. Queremos que sean diferentes o que actúen de determinada manera. Y cuando estos cambios no ocurren, uno se siente frustrado, triste y desanimado.

El cambio empieza por ti
El deseo de Dios es que podamos ser conformes a la imagen de su Hijo y este es un proceso que Dios hace con nuestra cooperación. “Pues Dios conoció a los suyos de antemano y los eligió para que llegaran a ser como su Hijo, a fin de que su Hijo fuera el hijo mayor entre muchos hermanos.” Romanos 8:29 (NTV).

¿Le has entregado tu corazón completamente al Señor? ¿Haces todo lo posible para que la presencia de Cristo sea real y continua en tu vida? ¿Tienes una vida de comunión continua con Dios?

No esperes un cambio en tu vida, familia y sociedad si el cambio no empieza por ti. Tú eres la primera persona que debe cambiar, para ser un ejemplo de vida y ayudar a todos los que te rodean.

¿Cómo cambiar o por dónde empezar?
La Biblia dice: “El Espíritu del Señor vendrá sobre ti con poder, … y serás trasformado en una persona diferente” 1 Samuel 10:06 (NTV).

Puedes cambiar tu vida acercándote a Dios y viviendo en obediencia a su Palabra. Esto significa que debes creer que Él existe y que es poderoso para cambiar tu vida. También quiere decir que debes estar en constante comunión con Él, vivir para Él, y confiar en que Él hará su obra en tu vida en su tiempo perfecto.

Permanezcan en mí, y yo permaneceré en ustedes. Pues una rama no puede producir fruto si la cortan de la vid, y ustedes tampoco pueden ser fructíferos a menos que permanezcan en mí. Ciertamente, yo soy la vid; ustedes son las ramas. Los que permanecen en mí y yo en ellos producirán mucho fruto porque, separados de mí, no pueden hacer nada.

Juan 15:4-5 (NTV).
El cambio en tu familia y la sociedad, empieza por ti. Recuerda que Dios te adoptó en su familia con el propósito de hacerte como Cristo Jesús, en la perfección de su humanidad.

Share: